Conexión inalámbrica

La utilización de tarjetas inalámbricas (wireless) es muy frecuente. Actualmente todos los ordenadores portátiles llevan una y muchos usuarios las están instalando en sus equipos de sobremesa.

Si tu equipo dispone de dos tarjetas, una cableada y otra inalámbrica, tienes que tener en cuenta que la cableada se usará por defecto. Lo que significa que debes desconectar el cable de red de la tarjeta antes de poder usar la inalámbrica.

 

Configuración

Procede del siguiente modo:

  1. Asegúrate de que tu tarjeta inalámbrica está encendida. La mayoría de los equipos portátiles disponen de algún tipo de resorte para conectarla y desconectarla, consulta el manual de tu ordenador para ver cómo hacer esto.

  2. Haz clic con el botón derecho del ratón sobre el icono NetworkManager y en el menú emergente comprueba que está marcada la casilla Activar red, si no lo estuviera hazlo. Repite el mismo procedimiento pero ahora comprueba que está marcado Activar inalámbrica.


  3. Haz clic con el botón izquierdo del ratón sobre NetworkManager. Se mostrará una lista de las redes detectadas junto con una barra horizontal que indica la calidad de la señal de cada una de ellas. Marca la casilla que hay a la izquierda del nombre de la red a la que quieres conectarte.


Si ya te conectaste a esa red anteriormente, Ubuntu tratará de realizar la conexión automáticamente. Si es la primera vez, seguramente tendrás que introducir ciertos parámetros de seguridad. En ese caso, se abrirá una ventana de diálogo solicitándolos.

 

En la mayor parte de los casos el tipo de seguridad se detectará automáticamente. Si no es así, selecciona el tipo de seguridad de la lista desplegable Seguridad inalámbrica. Cuál de esos tipos elegir dependerá de cómo esté configurada la red inalámbrica. Introduce la contraseña o clave de la red y pulsa en Conectar. Si es la primera vez que introduces una contraseña verás entonces la ventana del gestor de claves. ¿Qué es esto?

 

Cuando te conectas a una red tienes que introducir siempre una contraseña. Resulta bastante incómodo tener que memorizarla para escribirla cada vez, y aún más si usted habitualmente te conectas a más de una red y necesitas, por tanto, varias claves. Ubuntu viene en tu ayuda. Puedes decidir que el sistema memorice esas contraseñas por ti y las utilice automáticamente cada vez que sea necesario. Por seguridad puedes hacer que todas esas claves estén protegidas por una contraseña maestra, que es la que se te pedirá que introduzcas aquí. Puedes escribir lo que quieras. Más tarde, cuando trates de conectarte de nuevo a esa red se te pedirá esa contraseña maestra y no la de la red. Si por el contrario, no quieres utilizar contraseña maestra y deseas que la conexión se establezca automáticamente deja el campo Contraseña en blanco. Verás entonces una nueva ventana pidiendo confirmación. Pulsa Usar depósito inseguro. Finalmente, pulsa de nuevo en Conectar.

 

Puedes acceder en cualquier momento a tu depósito de claves desde el menú Aplicaciones->Accesorios->Contraseñas y claves de cifrado. Para ver las contraseñas almacenadas haz clic en la pestaña Contraseñas.

En ese momento Ubuntu tratará de realizar la conexión.

 

Si todo ha ido bien verás un mensaje en el área de notificación, en la parte superior derecha de la pantalla, indicando que se ha establecido la conexión. Llevando el puntero del ratón hasta el icono NetworkManager verás un mensaje emergente de color amarillo que te indicará el nombre y la calidad de la señal de la red inalámbrica a la que estás conectado.

 

Compatibilidad

Es posible que tu tarjeta de red no haya sido correctamente detectada y, por tanto, no puedas realizar la conexión tal como se describe más arriba. En ese caso, NetworkManager no mostrará la posibilidad de activar la red inalámbrica. Antes de seguir adelante debes comprobar si están disponibles para tu instalación los controladores apropiados. Ve al menú Sistema → Controladores de Hardware y comprueba si tu tarjeta inalámbrica está en la lista, en caso de estarlo instala el controlador. Si no lo está, entonces existe algún problema de compatibilidad.

La clave de la compatibilidad de una tarjeta inalámbrica se basa en su chipset: diferentes marcas o modelos pueden incorporar sin embargo el mismo. Este dato viene en las especificaciones técnicas o incluso en la caja. Puedes averiguar qué tarjeta tienes en tu sistema de este modo:

Ve al menú Aplicaciones → Accesorios → Terminal. Escribe: lspci -v | grep Network

Pulsa Intro, y en la salida del comando busca una línea similar a ésta:

06:00.0 Network controller: Intel Corporation Wireless WiFi Link 5100

En este caso se te informa de que la tarjeta inalámbrica es una Intel 5100, muy frecuente en los actuales ordenadores portátiles Centrino2. Si en lugar de una tarjeta incorporada al equipo utilizas una con el aspecto de un llavero USB, conéctela y después de unos segundos escribe: lsusb

Se puede hablar de tres grupos de compatibilidad:

  • Tarjetas que disponen de drivers para GNU/Linux. Éstas son siempre las recomendables.

  • Tarjetas que no disponen de controladores para GNU/Linux pero sí soporte de NDIS para Windows y que se la puede hacer funcionar mediante ndiswrapper.

  • Tarjetas no compatibles.


Tarjetas compatibles

Ubuntu incorpora una buena cantidad de controladores para las tarjetas más extendidas, puedes consultar la lista completa en:
https://help.ubuntu.com/community/WifiDocs/WirelessCardsSupported. Si tienes una de éstas no tendrá que instalar ningún driver adicional y seguramente no estarás leyendo esta sección.

Si la tuya no se encuentra entre ellas, no te preocupes todavía es posible configurarla instalando controladores desde los repositorios. En http://linux-wless.passys.nl/ puedes encontrar un listado bastante completo de tarjetas compatibles.

De este tipo son las tarjetas Prims54, Atheros/MadWifi, Intel Pro Wireless, Atmel, Ralink/Rt2x00, Orinoco, Airo, HostAP, TI/Acx o Wlan-NG.

 

Tarjetas con ndiswrapper

Algunos proveedores de tarjetas WiFi rehúsan publicar sus especificaciones hardware o los controladores para sus productos sobre sistemas operativos distintos a Microsoft WindowsTM. El proyecto ndiswrapper hace que sea posible usar este tipo de hardware con Linux gracias a un módulo del kernel que maneja los controladores NDIS.

Para ver una lista completa de las tarjetas WiFi soportadas por ndiswrapper consulta la web:

http://ndiswrapper.sourceforge.net/joomla/index.php?/component/option,com_openwiki/Itemid,33/id,list/.

Para configurar una de estas tarjetas dispones de una interfaz gráfica que te ayudará notablemente. Ve al menú Aplicaciones → Accesorios → Terminal y escribe:

sudo apt-get install ndiskgtk

  1. Después que el programa esté instalado ve al menú Sistema → Administración → Controladores para redes inalámbricas de Windows.


  2. Para proceder a la configuración, en primer lugar, necesitas descargar los controladores de tu dispositivo WiFi para Windows. Únicamente necesitarás los ficheros *.inf y *sys. Puede que dispongas de un CD-ROM o disquete suministrados con el paquete de compra. En caso contrario, los puedes descargar de la página del fabricante o directamente de:
    http://sourceforge.net/apps/mediawiki/ndiswrapper/index.php?mediawiki/index.php/List.

  3. Ahora necesitas cargar por primera y única vez estos controladores. Pulsa en Instalar nuevo controlador. En la ventana de diálogo que se muestra pulsa en el icono en forma de carpeta y busca en tu sistema el lugar donde está ubicado el archivo .inf correspondiente a tu driver (recuerda que en ese mismo lugar debe tener también el fichero .sys apropiado). Una vez lo hayas hecho, haz clic en el botón Instalar.


  4. Si la instalación es correcta verás entonces tu tarjeta listada en la ventana principal de la aplicación. Pulsa entonces Cerrar. Reinicia el sistema y trata de configurar tu red inalámbrica como se expuso más arriba en este mismo punto.

Icono IDevice Actividad

Independientemente del tipo (o tipos) de acceso a Internet que puedas tener configurado, los servicios de resolución de nombres (DNS) se encuentran en el fichero /etc/resolv.conf. Accede a una terminal y teclea:

cat /etc/resolv.conf

Ahí encontrarás las direcciones IP de los DNS que hayas establecido en tu configuración a Internet con la herramienta gráfica. Si editas este fichero (como administrador) podrás incluir más servidores siguiendo la misma estructura.