Red cableada

Muchos de los modem/router actuales admiten la posibilidad de conectarse al ordenador tanto con cable como sin él. En el primer caso necesitarás que tu equipo tenga instalada una tarjeta de red, mientras que en el segundo tal tarjeta debe además ser inalámbrica. Ésta es también la situación con la que te puedes encontrar si tratad de conectartr a la red de tu centro de trabajo o estudios. Se considera en esta sección la conexión con cable.

Si en tu red hay un servidor DHCP activo, la conexión se establecerá automáticamente. Si te encuentras en una red corporativa, consulta al administrador. Si estás trabajando en casa, asegúrete de que tu módem-router tiene un servidor DHCP funcionando. Puedes consultar al proveedor de Internet cómo hacer dicha configuración o buscar en el manual del router. Una vez hecho esto, simplemente conecta el cable de red a la tarjeta de tu equipo. Verás que la conexión se establece automáticamente.

Habitualmente los proveedores de acceso distribuyen los módem-routers configurados en modo multipuesto y con el servidor DCHP activo, por lo que lo único que tendrás que hacer es asegurarte de que es así. Por supuesto para hacer la configuración aquí descrita olvida cualquier CD-ROM o Kit autoinstalable que te haya facilitado tu proveedor. Te recordamos que para esta configuración tu ordenador necesita una tarjeta de red. Aunque la inmensa mayoría de las tarjetas de red están soportadas por GNU/Linux, si planeas comprar una asegúrate de que está soportada. En cambio, en general, no importa cuál sea la marca o modelo del módem-router.

Si a pesar de disponer de DHCP no tienes acceso a Internet asegúrate de que la tarjeta está activa. Sigue estos pasos:

  1. Haz clic con el botón derecho del ratón sobre el icono NetworkManager y marca la casilla Activar red.


  2. Si es preciso haz clic en el mencionado icono, pero ahora con el botón izquierdo del ratón y bajo el epígrafe Red cableada marca la casilla que encontrarás junto al nombre de la tarjeta con la que te conectas a Internet. Si tienes más de una tarjeta instalada en el ordenador verás aquí una lista. En ese caso has de saber que eth0 representa la primera, eth1 la segunda, etc.


Si no hay un servidor DHCP en la red tendrás que configurar la conexión manualmente. Necesitarás para ello conocer al menos cuál va a ser tu dirección IP, la IP del o de los servidores de nombres de dominio (DNS) y la dirección de la puerta de enlace (Gateway). Sigue las indicaciones y verás que fácil es.

  1. Haz clic con el botón izquierdo del ratón sobre el icono NetworkManager.

  2. En el menú emergente selecciona Editar las conexiones ... O bien ve al menú Sistema → Preferencias → Conexiones de red.


  3. Pulsa en la pestaña Red cableada.


  4. Selecciona tu tarjeta de red y haz clic en el botón Editar.

  5. Pulsa en la pestaña Ajustes de IPv4.

  6. En la lista desplegable Método selecciona Manual.


  7. Ahora debes introducir los parámetros de tu red. Haz clic en Añadir.

  8. Se activará entonces la casilla que hay bajo la columna Dirección. Escribe aquí la dirección IP que tendrá tu equipo. La Dirección IP suele ser un número del tipo: 192.168.1.9

  9. A continuación, pulsa en la casilla Máscara de red. Habitualmente es: 255.255.255.0

  10. Haz lo mismo en Puerta de enlace y escribe aquí la dirección IP del dispositivo mediante el que accedes a Internet. Una dirección muy habitual es: 192.168.1.1


  11. Te falta por configurar los DNS, (servidores de nombre de dominio) para que sea posible convertir las direcciones a las que estás acostumbrado, por ejemplo www.ubuntu.com en direcciones numéricas. Consulta al administrador de tu red o a tu proveedor de acceso a Internet para obtener tales direcciones. Haz clic en Eel campo Servidores DNS y escribe la dirección de tu servidor DNS. Si utilizas más de uno, escribe comas para separarlos. Por ejemplo: 80.32.194.164, 80.32.194.170


  12. Una vez rellenados estos campos, pulsa Aplicar. Finalmente, pulsa Cerrar.