Usuarios

El primer usuario se crea durante el proceso de instalación, tal como ya se ha comentado. Si eres el único que usa el ordenador puede que sea suficiente, pero si lo compartes con otros es casi obligado y recomendable tener un usuario diferente para cada uno.

Cada usuario tiene plenos poderes en su carpeta personal, pero fuera de ahí carece de ellos. A continuación, se expone un ejemplo práctico de esta limitación.

  1. Ve al menú Lugares - > Carpeta personal.

  2. Pulsa dos veces el botón Subir o alternativamente pulsa en el panel lateral el acceso a Sistemas de archivos. Se mostrará entonces el árbol de directorios completo.


  3. Selecciona la carpeta /bin, contiene ejecutables vitales para el sistema.

  4. Pulsa la tecla Supr para borrarlo aun sabiendo que ppuedes causar un daño irreparable.

  5. Un primer mensaje de error te advierte que no puedes mover la carpeta a la papelera y te pregunta si lo quieres eliminar inmediatamente.


  6. Pulsa sobre Borrar, aparecerá un segundo mensaje informándote de que careces de los privilegios necesarios para llevar a cabo tal acción.


De este modo es seguro que nadie, excepto el usuario con permisos de administración, pueda, ni accidental ni maliciosamente, dañar el sistema.

 

Añadir usuarios

Añadir un usuario es sencillo, simplemente sigue estos pasos:

  1. Ve al menú Sistema -> Administración -> Usuarios y grupos.


  2. En la ventana principal del gestor de usuarios verás que algunos botones están en gris, indica que no se pueden usar. Para poder hacerlo es necesario tener permisos de administración. Pulsa el botón Desbloquear. En la lista desplegable selecciona un usuario con privilegios de administrador e introduce la contraseña correspondiente a ese usuario.


  3. Pulsa ahora en Añadir usuario.


  4. Aparece ahora una ventana con varios campos para rellenar, de los cuales los obligatorios son:
    • Usuario. Es la palabra que se utilizará como identificador de usuario. No escribas espacios ni acentos aquí.

    • Nombre real. El nombre y los apellidos del usuario a crear.

    • Perfil. Un perfil está definido por el conjunto de cosas que un usuario puede hacer en el sistema. Los perfiles disponibles son los siguientes:

      • Usuario del escritorio. Puede hacer todo salvo tareas administrativas.

      • Administrador. Puede realizar tareas administrativas además de trabajar normalmente con el sistema.

      • Usuario sin privilegios. No puede hacer nada. Carece de sentido crear un usuario sin darle posibilidad de trabajar en el sistema. Esta opción se utiliza a menudo para deshabilitar una cuenta, es decir, revocar los permisos que se concedió cuando se creó por primera vez.

      Si deseas ajustar detalladamente los permisos para el usuario pulsa en la pestaña Privilegios del usuario. Marca o desmarca la casilla correspondiente para asignar o quitar un permiso en particular. Los permisos así definidos prevalecerán sobre el perfil elegido.

    • Contraseña del usuario: Es una cadena de caracteres. Se distingue entre mayúsculas y minúsculas. También puedes pedir al sistema que genere una contraseña aleatoria.

  5. Una vez termine de completar los campos haz clic en Aceptar. Verás cómo se ha creado el nuevo usuario. Pulsa finalmente Cerrar para abandonar la aplicación.

 

En general no es una buena idea conceder privilegios de administración a varios usuarios de un sistema. En aquellos casos donde varias personas deban administrar una instalación suele ser más conveniente habilitar la cuenta de "root", compartir la clave y utilizar este acceso sólo para tareas de configuración.

 

Cuando se añade un nuevo usuario se crea automáticamente su Carpeta personal. En Ubuntu por defecto las carpetas personales son accesible a los demás en modo lectura, lo que significa que cualquiera puede ver su contenido aunque no puede ni modificarlo ni borrarlo. Si deseas que tu carpeta personal sea completamente confidencial haz lo siguiente:

  1. Ve al menú Lugares -> Carpeta personal.

  2. Pulsa el botón Subir para ascender un nivel en el árbol de directorios.

  3. Haz clic con el botón derecho en tu carpeta personal y selecciona Propiedades.


  4. Pincha en la pestaña Permisos.

  5. En la línea Otros desmarca las casillas Lectura y Ejecución.


  6. Pulsa Cerrar. Ahora tu carpeta es privada, nadie excepto tú tendrá acceso a ella.

 

Editar información personal y cambiar la contraseña

En cualquier momento el usuario puede cambiar su información personal y su propia contraseña. Para ello, haz clic con el botón derecho del ratón en la mini aplicación Selector de usuarios, situada en el extremo derecho del panel superior, y en el menú emergente selecciona Editar información personal.

 

En la ventana que aparece modifica o completa los apartados que estimes oportuno dentro de cada una de las pestañas. Si deseas cambiar la imagen que lo representa, haz clic sobre el icono que hay justo a la izquierda de su nombre.

 

Verás entonces un listado de imágenes disponibles. Haciendo clic una vez sobre el nombre del fichero, obtendrás una vista previa de la imagen. Para aplicar los cambios, haz doble clic. Haz doble clic sobre cualquier carpeta bajo la columna Lugares para localizar otra imagen de tu preferencia. Si no deseas utilizar ninguna imagen, pulsa en el botón Sin imagen situado al pie de la ventana.

 

También es posible cambiar tu contraseña personal. Para ello, hagz clic en el botón Cambiar contraseña... situado a la derecha de tu nombre. En el campo Contraseña actual introduce tu actual contraseña y pulsa Intro o bien haz clic en el botón Autenticar. Ahora escribe tu nueva contraseña dos veces en los campos correspondientes, y pulsa el botón Cambiar contraseña.

 

Cambiar de usuario

Utilizando el Selector de usuarios es posible que otro u otros usuarios inicien una nueva sesión sin cerrar la sesión actual. De este modo varias personas pueden trabajar sobre el equipo sin necesidad de tener que cerrar e iniciar la sesión cada vez, preservando en todo momento la confidencialidad del trabajo. Esto puede resultar útil sobre todo si un usuario dejó un proceso ejecutándose, por ejemplo una descarga de ficheros desde Internet, y otro usuario cualquiera desea no obstante utilizar el equipo. De las diversas formas que hay de trabajar con varios usuarios simultáneamente se ha seleccionado la que parece más sencilla. Supon que en el sistema hay dos usuarios: Antonio Saorín Martínez y José J. Grimaldos Parra, y que actualmente está trabajando en el equipo Antonio Saorín Martínez. Para cambiar de usuario haz clic con el botón izquierdo del ratón en el Selector de usuarios y en el listado que aparece selecciona el nombre del usuario que quiere iniciar sesión, en este caso José J. Grimaldos Parra.

 

Verás entonces la pantalla de entrada en la que se solicita la contraseña para ese usuario. Escríbela y pulsa Intro.

 

Ahora ya estás en el sistema el nuevo usuario, en este caso José J. Grimaldos Parra, así se muestra el selector de usuarios. Para volver a la sesión del primer usuario, haz clic con el botón izquierdo del ratón en el Selector de usuarios y en la lista selecciona su nombre, en este ejemplo Antonio Saorín Martínez. Nota que ese nombre está en negrita indicando con ello que el usuario está activo en el sistema.

 

Una vez hecho esto se cambiará a la sesión del primer usuario, pero antes verás la pantalla de bloqueo de sesión y necesitarás facilitar la contraseña. De este modo se preserva la confidencialidad de cada usuario, pues no es posible acceder a su sesión de trabajo sin conocer la contraseña correspondiente.

 

Cuando hay varios usuarios registrados simultáneamente, sólo los usuarios con permisos de administración pueden apagar el sistema. Cuando un usuario no es administrador e intenta apagar se le pide que se registre con una cuenta de administrador.

 

Esta forma de cambiar de usuario exige que el usuario registrado "de paso" a un nuevo usuario desde su escritorio, pero hay otra forma de realizar este proceso que es por así decirlo más confidencial.

Supon que un usuario, Antonio Saorín Martínez en el ejemplo, está trabajando con el equipo, quiere hacer una pausa sin cerrar su sesión y al mismo tiempo no desea que nadie pueda ver qué está haciendo. En ese caso hace clic con el botón izquierdo del ratón en el Selector de usuarios y en la lista selecciona Bloquear la pantalla. La pantalla se pone en negro y al pulsar cualquier tecla o mover el ratón aparece la ventana de bloqueo que ya se ha visto. Esta ventana solicita la contraseña para poder acceder a la sesión de trabajo. Ahora otro usuario, en este caso José J. Grimaldos Parra, quiere acceder al equipo y se encuentra con esa ventana de bloqueo. Lo que tiene que hacer entonces es pulsar el botón Cambiar usuario. Verá entonces la ventana de entrada normal donde tendrá que escribir el nombre de usuario y la contraseña.

 

José J. Grimaldos Parra a su vez también bloquea la pantalla antes de dejar el equipo. Antonio Saorín vuelve de sus quehaceres, ve la pantalla en negro y pulsa una tecla o mueve el ratón. Le aparece entonces la ventana de bloqueo, pero no su ventana sino la de José J. Grimaldos, por lo que no funcionará el teclear su contraseña. Tiene entonces que pulsar el botón Cambiar usuario y escribir su nombre de usuario y contraseña. Pero no iniciará una nueva sesión sino que volverá a su sesión anterior, la que bloqueó antes de irse.

 

Cuando varios usuarios están registrados en el sistema simultáneamente para cambiar de sesión se pueden utilizar atajos de teclado. Con la combinación de teclas Ctrl+Alt+F7 se accede a la sesión del primer usuario registrado, con Ctrl+Alt+F9 a la del segundo, etc.

 

Cuando se tienen varios usuarios en el sistema es a menudo cómodo utilizar un tema para la ventana de entrada que los muestre. Para configurar la ventana de entrada ve al menú Sistema→Administración→Ventana de entrada. Haz clic en la pestaña Local. Selecciona un tema que incluya "visor de rostros (face browser)", por ejemplo "Human List" y pulsa Cerrar. Ahora la ventana de entrada mostrará un listado con los usuarios del sistema.

 

Para registrarse como uno de esos usuarios haz clic en tu nombre y escribe la contraseña oportuna. Nota que este modo de configurar la ventana de entrada introduce un elemento de inseguridad, ya que no se precisa conocer el nombre del usuario, aunque sí su contraseña, para registrarse en el sistema. Si cambiaste tu imagen, la verás aquí en esta lista. Si no lo hiciste, verá un icono estándar.

 

La cuenta de invitado

El Selector de usuarios muestra una cuenta especial denominada Sesión de invitado. Se trata de una cuenta en todo igual a la del usuario de escritorio, pero con la particularidad de que los documentos guardados en la carpeta personal o los cambios de configuración se pierden una vez que se cierra la sesión.