Abrir, crear y guardar documentos

En este apartado verás cómo abrir un documento ya existente, crear uno nuevo y guardarlo una vez creado. Todas estas funciones son accesibles desde el menú Archivo.

 

Para Abrir un documento ya existente ve al menú Archivo -> Abrir. Aparecerá la ventana de diálogo Abrir, que te permitirá navegar por el disco duro hasta encontrar el archivo en cuestión. Una vez localizado no tienes más que seleccionarlo y pulsar el botón Abrir.

Puedes tener más de un documento abierto al mismo tiempo. Todos los archivos abiertos aparecerán como ventanas minimizadas en el panel inferior. Para pasar de uno a otro haga clic sobre la ventana minimizada, o bien selecciónelo en la lista del menú Ver.


Para guardar un documento ve a Archivo -> Guardar. Si es la primera vez que se guarda aparecerá la ventana de diálogo Guardar como.

 

Utiliza el campo Nombre para ponerle un título al archivo. Se te ofrecerá una carpeta para el documento, si no estás conforme con guardarlo ahí, pulsa en Buscar otras carpetas y selecciona la que prefieras. Por defecto el archivo se guarda con formado odt. No obstante, puedes elegir un formato distinto pinchando en Tipo de archivo y seleccionándolo de la lista. Finalmente, pulsa el botón Guardar.

 

Cuando trabajes con un documento que ya tiene nombre, y únicamente desees guardar los cambios introducidos, no tendrás más que ir al menú Archivo -> Guardar, no se te pedirán de nuevo todos los datos.

 

Para cerrar un documento ve a Archivo -> Cerrar. Si el documento ha sido modificado de algún modo, se te pedirá confirmación para guardar los cambios.

 

Si realmente deseas cerrar descartando los cambios pulsa Rechazar, si deseas guardar los cambios introducidos pulsa Guardar, o pulsa Cancelar para cancelar la acción.

Una de las opciones más interesantes que permite Writer es exportar nuestros archivos a PDF.

El formato PDF es particularmente apto para la distribución de documentos en Internet, ya sea en una página web o por medio del correo electrónico. De este modo, no se obliga a los posibles receptores a utilizar ningún procesador de texto en particular. Es una costumbre poco elegante, y sin embargo muy extendida, la de enviar adjuntos de correo en formato *.doc. Por nuestra parte, en cambio, te recomendamos encarecidamente que uses formatos estandarizados.

Para exportar un documento a PDF ve al menú Archivo -> Exportar en formato PDF.

 

Obtendrás una ventana donde establecer los parámetros de la exportación. En general, salvo que tengas unas necesidades determinadas en este sentido, las opciones por defecto funcionarán perfectamente.

 

Pon un nombre al archivo y pulsa el botón Guardar. De esta forma obtienes un archivo que puede ser mostrado por cualquier visor de documentos PDF, sin embargo, no puede ser modificado. Por lo tanto, deberías guardar una copia en el formato nativo de OpenOffice Writer (.odt) que te permitirá su edición posterior, en caso necesario.

En cualquier caso, tienes la posibilidad de archivar los documentos en múltiples formatos estandarizados desde OpenOffice.org Writer, entre ellos se destacan:

  • TXT, para ficheros de texto plano. Es decir, sin realces tipográficos y sin posibilidad de incluir elementos ajenos como ilustraciones o tablas. Usarás este tipo de fichero para compartir información pura que, posteriormente puede ser formateada o procesada con cualquier herramienta específica, también es el indicado para los archivos de configuración del sistema.
  • RTF, Rich Text Format (Formato de texto enriquecido), cuando sea necesario dotar al documento de una presentación utilizando algunos elementos de realce relativos exclusivamente al texto, como cursiva, negrita, cuerpo de letra, etc.
  • HTML, corresponde a las siglas de HyperText Markup Language (Lenguaje de Marcado de Hipertexto). Es un lenguaje de programación basado en etiquetas que se colocan en un fichero de texto y son comprensibles para un navegador. Los documentos generados en este formato se llaman hipertextos y admiten realce en los textos, colores, imágenes, tablas, vínculos en el propio documento o en Internet, etc. Usaremos este tipo de archivo cuando el trabajo esté destinado a su publicación en la web.
  • XHTML. Está llamado a sustituir al HTML como formato para páginas web, por esta razón se incluye nativamente desde la versión 2.0 de OpenOffice.