Dar formato al texto

Esencialmente existen dos modos de dar formato al texto: en línea y con la aplicación de estilos. De los dos el más eficiente es el formateado con estilos. Se dejará, sin embargo, para cuando tengas algo más de experiencia y nos ocuparemos ahora de cómo dar formato a una palabra, unas líneas o un párrafo.


Para estas tareas emplearás la barra de objetos. Como se dijo más arriba, la barra cambiará de aspecto según estés formateando un texto, una tabla o una imagen. Empezarás con el formato de texto y párrafo. En ese caso, la barra tendrá disponibles los siguientes elementos:

 

El método más adecuado consiste en introducir primero el texto sin ocuparse en ese momento del formato que ha de tener. Una vez que tengas escrito todo el texto, vas seleccionando los fragmentos adecuados y aplicándoles el formato que desees. Por ejemplo, después de escribir un texto deseas que determinada palabra esté en negrita, pues bien, seleccionas la palabra, de cualquiera de las formas que se vieron más arriba, y pulsas el botón Negrita. Aunque la explicación de los botones de la barra de objetos es evidente, se da a continuación su significado:

Estilo. Estilo en uso en el fragmento de texto donde se encuentra el cursor. Los tipos de estilo se verán más adelante.

Fuente. Lista desplegable que te permitirá elegir los tipos de letra existentes en el sistema para ser aplicados al texto seleccionado.

Tamaño. Tamaño de la fuente.

Negrita. Pone en negrita el texto seleccionado. Para quitar la negrita de un texto, selecciónalo y vuelve a pulsar el botón Negrita.

Cursiva. Pone en cursiva el texto seleccionado. Para quitar la cursiva de un texto, selecciónalo y vuleve a pulsar el botón Cursiva.

Subrayado. Subraya el texto seleccionado. Para quitar el subrayado de un texto, selecciónalo y vuelve a pulsar el botón subrayado.

Alineación del texto:

  • Izquierda: Justifica el texto a la izquierda. Todas las líneas comenzarán a la misma altura a la izquierda pero no terminarán a la misma altura a la derecha.

  • Derecha. Justifica el texto a la derecha. Todas las líneas comenzarán a la misma altura a la derecha pero no terminarán a la misma altura a la izquierda.

  • Centro. El texto aparecerá centrando tomando como referencia los márgenes de página.

  • Justificado. Todas las líneas comenzarán a la misma altura a la izquierda y terminarán a la misma altura a la derecha.

Numeración. Crea listas cuyos elementos aparecerán ordenados con un número. A estas listas se les suele conocer como listas ordenadas.

Viñetas. Crea listas cuyos elementos aparecerán ordenados utilizando distintos símbolos, pero no números. A estas listas se les suele conocer como listas desordenadas.

Aumentar sangría. Aumenta la sangría de un párrafo. La sangría es el espacio que existe entre el margen de la página y el comienzo del texto.

Disminuir la sangría. Disminuye la sangría de un párrafo.

Color del carácter. Determina el color de la fuente.

Fondo carácter. Establece un color de fondo para el texto seleccionado.

Fondo de párrafo. Pone un color de fondo para el párrafo seleccionado.


Cuando se trabaja sin estilos es necesario, a fin de dar un aspecto coherente al documento, establecer lo que se llama sangría de primera línea. Esta sangría es el espacio que separa del margen de la página la primera línea de cada párrafo. Existen distintas formas de establecerla pero la más cómoda es utilizando la regla. Con este propósito haz clic sobre la guía superior a la izquierda de la regla y arrastra hasta el lugar dónde quieras que comience la primera línea de cada párrafo.

Esta operación conviene hacerla antes de comenzar a escribir el texto. Pero si lo olvidaste, ve a Editar -> Seleccionar todo antes de poner la sangría. Los cambios se aplicarán a todo el documento.

También puedes utilizar la regla para establecer los márgenes de página, basta para ello con arrastrar las guías izquierda y derecha hasta el lugar donde quieras que comiencen los márgenes izquierdo y derecho.