Resolver problemas con el micrófono

Si tu micrófono no funciona correctamente puedes tratar de resolver el problema probando todas o alguna de estas cosas:

 

Comprobar que el micrófono está correctamente conectado.

Muchos equipos vienen con dos o tres conectores de audio. Debes comprobar que el micrófono está conectado en el lugar apropiado. Normalmente la entrada está rotulada con el icono de un micrófono y coloreada de rosa. En muchos equipos portátiles no está marcada con un color sino con un icono que puede variar según el fabricante, consulta el manual de tu ordenador o ve probando con las diferentes entradas.

Es frecuente, sobre todo en equipos portátiles, encontrar un micrófono incorporado. Puede que Ubuntu no haya detectado correctamente este dispositivo, por ello la recomendación es que comiences probando con un micrófono externo.

 

Comprobar que el micrófono no está silenciado o tiene un volumen muy bajo.

Tienes que asegurarte de que el micrófono está correctamente configurado, para ello siga estos pasos:

  1. Haz clic con el botón derecho del ratón sobre el icono en forma de altavoz, que encontrarás a la derecha en la barra superior, y en el menú emergente seleccione Abrir el control de volumen.

  2. Haz clic en la pestaña Grabación, y asegúrate de que el micrófono no está silenciado y que el nivel de volumen es suficientemente alto. Si el micrófono está silenciado verás un icono en forma de altavoz marcado con un aspa roja. Para activarlo haz clic en ese icono y desplaza la barra de deslizamiento hacia arriba para aumentar el volumen.



  3. En la lista desplegable Dispositivo ve seleccionando los diferentes dispositivos y repite el procedimiento para activar el micrófono. En particular, háazlo para las entradas acabadas en (Alsa Mixer) y, sobre todo, en las rotuladas Capture:.... (PulseAudio Mixer).

 

Comprobar el nivel de volumen en el micrófono mismo.

Algunos micrófonos cuentan con un control de volumen integrado. Comprueba que está activo y que el nivel es suficientemente alto.

 

Comprobar el nivel de volumen en la aplicación de grabación.

Algunas herramientas de grabación, tales como Audacity, permiten controlar el volumen desde la propia aplicación. Comprueba este aspecto en la aplicación que estés usando.