Introducción

La sociedad en la que vivimos se encuentra en un complicado proceso de transformación. Una transformación que está afectando a la forma como nos organizamos, trabajamos, nos relacionamos, y aprendemos.

Una de las características de la sociedad en la que vivimos tiene que ver con el hecho de que el conocimiento es uno de los principales valores de sus ciudadanos. El valor de las sociedades actuales está directamente relacionado con el nivel de formación de sus ciudadanos, y de la capacidad de innovación y emprender que estos posean. Pero los conocimientos, en nuestros días, tienen fecha de caducidad y ello nos obliga ahora más que nunca a establecer garantías formales e informales para que los ciudadanos y profesionales actualicen constantemente su competencia. Hemos entrado en una sociedad que exige de los profesionales una permanente actividad de formación y aprendizaje. Estos cambios a los que se vienen produciendo en nuestras sociedades están teniendo enormes efectos en los sistemas de formación y aprendizaje de las personas en la actualidad.

El rápido cambio de la sociedad y la vida laboral que ha ocurrido en las últimas décadas, el rápido desarrollo de las tecnologías de la información y comunicación, la creciente producción de las economía del conocimiento la creciente internacionalización y globalización así como los cambios en las estructuras ocupacionales y en el contenido y organización del trabajo, han generado que no sólo las instituciones educativas sino también las organizaciones del trabajo desarrollen nuevas formas de asegurar los niveles de competencia de los trabajadores.

Vídeo - Cambiando los paradigmas de la educación - YouTube - (8:22)

No es posible que hoy en día una persona pueda aprender todo lo que necesita en la formación inicial o incluso en la formación continua. Cada vez más se está popularizando y dignificando la formación a lo largo de la vida y el aprendizaje en contextos informales de las personas. Como comentaba Hrimech "Tenemos la obligación de aprender de forma continua por nosotros mismos, así como necesitamos encontrar los medios para hacerlo. De forma general, en este contexto de rápida evolución de los conocimientos y de las prácticas, se recurre a la autoformación y al aprendizaje informal" (2002).

Para apoyar este aprendizaje a lo largo de la vida se requieren nuevas metodologías y herramientas que hagan posible que cualquier persona pueda aprender en cualquier momento y lugar. Por eso el aprendizaje a través de los dispositivos digitales está ganando terreno en nuestro sistema de educación y de formación.

E-learning, así como los recientes desarrollos en movilidad, realidad aumentada, recursos educativos abiertos, cursos masivos, etc. están suponiendo una alternativa a los modelos tradicionales de formación y educación. Pero para que estos cambios se propicien se requieren personas formadas y con criterio para utilizar las tecnologías con propósitos formativos y educativos. Ésa es la intención de este curso.

Para pensar

Seguramente has tenido ya alguna experiencia como aprendiz a través de e-learning. Aprender, formarse, autoformarse utilizando los dispositivos electrónicos es algo ya habitual. ¿En qué contextos los utilizas? ¿Aprender mejor solo o con otros? ¿Prefieres buscar o preguntar?