Seguir una trayectoria

Que un objeto siga una trayectoria es un clásico como ejercicio de iniciación a la animación. Su uso más frecuente es el de una cámara que se desplaza para conseguir un efecto cinematográfico de travelling, aunque hay otras innumerables ocasiones para echar mano de este tipo de animación.

Obra colocada bajo licencia Creative Commons Attribution Share Alike 3.0 License