Definición y uso

Una rúbrica, o matriz de evaluación, es una selección de aquellos aspectos que se quieran evaluar a lo largo de un proceso de aprendizaje junto a descriptores ordenados por niveles de ejecución o calidad para cada uno de los aspectos a evaluar. En esta completa presentación de Rosa Liarte puedes ver la importancia de este mecanismo de evaluación:

Realmente diseñar una rúbrica no es difícil si tenemos claros cuáles son los aspectos del proyecto que queremos evaluar. En la presentación anterior puedes ver una útil herramienta para generar rúbricas, CoRubrics (ver videotutorial). Otra herramienta muy conocida es RubiStar.

Las rúbricas pueden ser muy útiles antes de empezar a trabajar y en relación con las familias y el estudiante. Por un lado pueden ser una manera de aumentar la transparencia de nuestro trabajo a la hora de mostrar a las familias los criterios de evaluación que utilizaremos para valorar el desarrollo de los alumnos; podrían ser, en este sentido, una pieza importante de un contrato de aprendizajeque se firmara con las familias, que de esta forma se corresponsabilizán del aprendizaje de sus hijos e hijas, disponen de la información pertinente para ayudarnos y, además, podrán así interpretar con más claridad nuestras calificaciones - y la actuación de sus hijos e hijas en nuestras materias.

Finalmente, las rúbricas también pueden servir para valorar nuestro propio trabajo. En la siguiente tabla puedes encontrar una propuesta de rúbrica diseñada por Diego Ojeda para el diseño de tareas de enseñanza-aprendizaje y que podríamos utilizar tanto durante la fase de diseño como tras su implementación en el aula - y los evaluadores podríamos ser nosotros mismos ¡o incluso los propios estudiantes!

Rúbrica para el diseño de tareas. Diseño de Fernando Trujillo