1.1. El arranque de la LOGSE (1990)

En España la incorporación de las competencias clave al sistema educativo tiene lugar por primera vez con la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo de Educación (LOE), aunque ya la Ley Orgánica General del Sistema Educativo (LOGSE, 1990), adelantó algo sobre este modo de enfocar el aprendizaje. En la LOGSE no se habla específicamente de competencias, ya que es una terminología que en el momento de la aprobación de la ley estaba reservada casi de forma exclusiva al ámbito laboral y dentro del cuerpo lingüístico de la pedagogía no se empelaba para los niveles de educación  general. Sí se habla, sin embargo, de capacidades, que vendría a ser el término más próximo, conceptualmente, al de competencias, ya que la capacidad significa, al mismo tiempo, la potencialidad genética del individuo y la adquisición por parte de éste de unos conocimientos y unas destrezas, todo lo cual da como resultado un potencial de recursos que el individuo despliega para enfrentar con éxito los distintos retos vitales.

Tabla 1. Las capacidades que el alumnado de Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria (ESO) deberá alcanzar al finalizar cada etapa, según la LOGSE