¿Qué relación tiene Internet con el pensamiento computacional?

Uno podría pensar que Internet es una cosa muy interesante, sin duda, pero que no guarda mucha relación con el pensamiento computacional. Al fin y al cabo, la novedad de las redes de ordenadores parece consistir en intercambiarse datos, cuestión que ciertamente no tiene mucho interés más allá de que lleguen de manera correcta e íntegra. Sin embargo, esto no es del todo cierto.

Pero antes de ver la relación de Internet con el pensamientoto computacional, parémosnos un momento para ver dónde estamos en este curso. Por una parte, estamos aprendiendo Scratch, que es un lenguaje que nos permite realizar pequeños programas mediante una serie de instrucciones. Estos programas, una vez terminados, se ejecutarán en un ordenador, sin necesidad de que éste esté conectado a una red.

Pensemos ahora por un momento que nuestro programa en Scratch tuviera un comportamiento diferente dependiendo de información que le llegara de otro ordenador, por ejemplo, uno que ofrezca el tiempo actual (temperatura y condiciones meterológicas) en nuestra ciudad. Nuestro programa en Scratch podría tener en cuenta los diferentes condicionantes y comportarse de manera diferente según la situación actual. Podría informarte de que lleves paraguas, porque va a llover, o que quizás sea mejor no salir, porque se espera una fuerte nevada.

Y es en este punto donde se empiezan a ver las ventajas de una red de ordenadores y por qué desde un punto de vista de pensamiento computacional son muy interesantes: los ordenadores ya no resuelven de manera aislada los problemas que se les plantean, sino que comparten, colaboran, remezclan información para obtener algo que por sí solos no hubieran sido capaces. Es por ello, que el pensamiento "en red" no deja de ser una extensión de los procesos y métodos que hemos estado viendo con Scratch, pero mucho más ambiciosos. Entender, por tanto, cómo funcionan las redes de ordenadores nos hará mejores en nuestras habilidades de pensamiento computacional.