Diversidad en los Grupos Interactivos

La participación de diferentes miembros de la comunidad, tan diversa como el aula, asegura el sentido que cobra el aprendizaje en los Grupos Interactivos. Además, permite superar los prejuicios y aprovechar los recursos disponibles en la comunidad.

A Fátima, una madre musulmana, se le ilumina la cara cuando habla de cómo el centro al que asisten sus hijos se ha convertido en el motor de transformación de todo el barrio. Contagia ilusión cuando cuenta cómo madres que ni siquiera se sentían capaces de comunicarse con el profesorado o los vecinos y las vecinas hoy participan dentro y fuera de las aulas aumentando su aprendizaje y el de sus hijos e hijas. Laia, de 10 años, asiste a la misma escuela que los hijos de Fátima. Sonríe mientras afirma que le gustan los grupos interactivos porque les ayuda a ser más amigos y además, como unos explican a otros, ningún compañero se queda atrás (Girbés, 2011, p.1). 

Referencias

Girbés, S. (2011). Hacia el éxito de todos y todas. Revista Escuela. Especial Comunidades de Aprendizaje. Herramientas de trabajo para el profesorado, 1(octubre), 1-2.