Diario de aprendizaje

Un diario de aprendizaje es un documento, escrito o multimodal, elaborado por el estudiante para la recolección y reflexión sobre las experiencias vividas a lo largo de un proyecto de aprendizaje. Su función principal es aportar la visión del estudiante sobre el proceso de aprendizaje y, en ningún caso, debe ser objeto de calificación en sí mismo o se desvirtuará como fuente de información. El diario es, por excelencia, el mecanismo de autoevaluación cualitativa más interesante. En el siguiente texto del Centro Virtual Cervantes puedes leer tanto su definición como el sentido de su uso.

En la siguiente presentación puedes ver algunos de los principios del uso de un diario de aprendizaje:

Las TIC pueden ofrecer herramientas útiles para la elaboración de un diario de aprendizaje. En primer lugar, un blog es el espacio natural para la elaboración de un diario. Cada estudiante mantendría su propio blog en Blogger, WordPress u otra plataforma y, a su vez, todos los blogs podrían estar conectados gracias a servicios como Symbaloo.

Una wiki también puede servir para mantener un diario de aprendizaje, que en este caso puede ser, además, colaborativo. Wikispaces u otras herramientas permiten una sencilla gestión del espacio así como potentes posibilidades de creación y trabajo colaborativo.

Finalmente, dependiendo de la edad y la competencia digital del alumnado, se pueden explorar otras posibilidades como el podcasting, el videoblog, los carteles (por ejemplo con Glogster) u otras herramientas.