Rúbrica

Una rúbrica, o matriz de evaluación, es una selección de aquellos aspectos que se quieran evaluar a lo largo de un proceso de aprendizaje junto a descriptores ordenados por niveles de ejecución o calidad para cada uno de los aspectos a evaluar. Puedes ver la definición completa de rúbrica en Wikipedia, aunque recomendamos visitar la versión en inglés de esta misma entrada, mucho más completa.

En la siguiente presentación puedes encontrar una descripción de las rúbricas en relación con el diseño de tareas de aprendizaje:

Una rúbrica consta de cuatro elementos:

  • Aquellos aspectos del proceso de aprendizaje que se quieran evaluar
    • Por ejemplo, si nuestros estudiantes realizan un proyecto de investigación podríamos querer evaluar
      • la búsqueda bibliográfica
      • la redacción de resúmenes
      • la definición de la pregunta de investigación
      • la creación de hipótesis
      • la toma de datos
      • el análisis
      • la interpretación
      • la elaboración del informe de investigación.
    • También podríamos incluir aspectos importantes del proyecto como
      • el trabajo en equipo
      • el manejo de ciertas herramientas o
      • la capacidad para reflexionar sobre el proyecto a través del diario de aprendizaje.
    • Sería interesante consensuar con el alumnado cuáles son los aspectos del proyecto que se van a evaluar, además de explicarles todo el proceso.
  • Una definición o aclaración sobre el aspecto a evaluar
    • La rúbrica es un instrumento compartido por el docente con su alumnado o incluso con su familia y debemos garantizarnos que es absolutamente comprensible.
    • Utilizar un ejemplo para definir o aclarar cada aspecto del proyecto que será evaluado puede ser muy útil.
  • Una escala de valores mediante la cual puntuaremos cada dimensión
    • Una escala de cuatro puntos puede ser suficiente.
    • Es también interesante ofrecer la posibilidad de ponderar un aspecto determinado multiplicando su valor por un coeficiente determinado.
    • Por ejemplo, si la definición de la pregunta, la toma de datos, el análisis y la interpretación parecen más relevantes que otros aspectos, se pueden multiplicar los valores asignados por dos para ponderar su importancia frente al resto de los aspectos evaluados.
  • Descriptores de cada nivel de ejecución o desempeño
    • Los descriptores deben ser comprensibles y deben mostrar con claridad la gradación en los niveles de desempeño.
    • Acompañar cada descriptor con un pequeño ejemplo puede ser interesante, si esto es posible.

Realmente diseñar una rúbrica no es difícil si tenemos claros cuáles son los aspectos del proyecto que queremos evaluar. Para ello, además, encontramos interesantes herramientas en las TIC. Por un lado, los sistemas de gestión del aprendizaje como Moodle permiten ya utilizar herramientas en el diseño de las "tareas" que se definen a través de esta herramienta.