1.2.2. El paradigma de las Competencias Clave en la Unión Europea

 

 

La Unión Europea, por su parte, lejos de mantenerse al margen, ha volcado todos sus esfuerzos -desde hace más de una década- por situar las Competencias Clave en un lugar prioritario dentro de su agenda política, contribuyendo así a la consolidación de las mismas como paradigma.

Tanto es así que, actualmente, la adquisición de las competencias clave ya no es una opción, sino un requisito imprescindible para cualquier individuo que quiera vivir y por ende, desarrollarse personal, laboral y socialmente, en la sociedad del s.XXI.

En palabras del Parlamento Europeo: las competencias clave “comportan un valor añadido en el mercado laboral, en el ámbito de la cohesión social y de la ciudadanía activa al aportar flexibilidad, adaptabilidad, satisfacción y motivación” (Parlamento Europeo, 2014). Esto es lo que las convierte en esenciales para el individuo en el marco de una sociedad basada en el conocimiento. 

Programa de Trabajo 2010 de la Unión Europea

La Comisión Europea presentó el 31 de enero de 2001 el Informe titulado Futuros objetivos precisos de los sistemas educativos, que fue adoptado definitivamente por el Consejo Europeo de Estocolmo, celebrado los días 23 y 24 de marzo de 2001 (Consejo Europeo, 2001).

Esos objetivos marcaron, desde ese momento, la política educativa de la Unión Europea para esta primera década del siglo XXI.

Los objetivos precisos de la Unión Europea

Uno de los objetivos de ese Programa de Trabajo[1] para 2010 era promover en la ciudadanía la adquisición de las competencias necesarias para poder abordar una sociedad basada en el conocimiento (objetivo 1.2).

Uno de los hitos más destacados de ese trabajo, es la definición por parte de la Unión Europea en el año 2004 de un Marco europeo de referencia para las competencias clave del aprendizaje permanente (Comisión Europea, 2004), que se concretó de forma ejecutiva en la Recomendación del Parlamento Europeo y el Consejo, de 18 de diciembre de 2006, sobre las Competencias Clave para el Aprendizaje Permanente(Parlamento Europeo y Consejo, 2006). Esta recomendación propone a los Estados miembros una herramienta de referencia para asegurar que dichas competencias clave se integren plenamente en las estrategias educativas y en las estructuras de los sistemas educativos de los Estados miembros y, particularmente, en el marco del aprendizaje permanente.

Más recientemente, y con el objetivo de ayudar a los centros y profesores en la tarea de implementar la innovación educativa que supone trabajar por competencias, la Unión Europea ha publicado un manual práctico, breve y divulgativo acerca de la cuestión (Unión Europea,2007).



[1] Información detallada sobre este Plan de Trabajo 2010 puede consultarse a través del siguiente enlace: http://ec.europa.eu/education/policies/2010/objectives_en.html#basic