c) Unidad Didáctica Integrada (UDI)

Las competencias requieren un aprendizaje significativo, es decir, vinculado a un determinado contexto y a unas determinadas tareas que las personas tendrán que resolver a través de desempeños, o lo que es lo mismo, de la puesta en práctica de conocimientos, destrezas y actitudes. Esta visión del aprendizaje contextualizado conecta con una amplia tradición de teorías y prácticas educativas que ahora ven reforzado su valor -Ausubel, Bruner, Dewey, Freinet, Freire, Novak, Vigostky, etc.- (Ballester, 2002).

Un aprendizaje significativo necesita de la construcción un currículo integrado, en el que a través de las diferentes Unidades Didácticas Integradas (UDI) (tal y como las denomina el proyecto COMBAS), se facilite el aprendizaje de las Competencias. Cada UDI deberá contribuir a lograr diferentes niveles de dominio de las competencias, así como a reconocer la contribución de cada área/materia al logro de unas competencias determinadas, dependiendo del caso.

A continuación, a modo de ejemplo, se presenta el diseño de lo que sería una UDI. En este caso, para Educación Primaria.

Tabla 4. Ejemplo de una UDI para Educación Primaria

Objetivos didácticos

Identificar hábitos de alimentación e higiene saludable y no saludables (C.M 3.2).

 Explica las consecuencias para la salud de determinados hábitos de alimentación saludables y no saludables (C.M 3.2).

 Explica con ejemplos concretos la evolución de algún aspecto de la vida cotidiana. (C.M 7.3).

 Realiza mediciones en contextos reales con las unidades de masa y capacidad. (Mat 4.2).

 Resuelve problemas relacionados con el entorno (Mat 8.1).

 Escoge entre la unidades de medida usuales las más adecuada al tamaño de la magnitud (masa, capacidad ) a medir (Mat

4.3)

 Redacta textos relacionados con su experiencia en situaciones cotidianas, de forma ordenada. (Leng 7.1).

 Utiliza textos propios y ajenos para organizar y llevar a cabo tareas concretas. (Leng 9.2).
Actividades

1. Cocinar en casa -con ayuda de un familiar- una receta tradicional del pueblo o de la comarca y anotarla para llevarla a clase.

  • Entrevistar a un familiar sobre recetas tradicionales –preferiblemente personas mayores-.
  • Anotar el nombre de la receta, los ingredientes y cantidades para cuatro personas.
  • Anotar el nombre de la receta.
  • Hacer un dibujo o fotografía de la receta.

 

2. Elaborar una ficha con la receta.

  • Cumplimentar un modelo de ficha con los datos relativos a la receta.
  • Poner en común la receta en clase y contrastar diferencias y similitudes entre una misma receta (en caso de que se coincida con otro compañero/a).
  • Elaborar entre todo el grupo un cuaderno donde se recojan las fichas de todos los alumnos, encuadernarla y guardarla como recurso para la biblioteca del centro.
  • Seleccionar entre toda la clase las dos recetas más populares para su posterior realización. 

3. Calcular el coste de las recetas seleccionadas.

  • Medir cantidades con distintas unidades de capacidad.
  • Pesar cantidades con distintas unidades de peso.
  • A partir del precio de cada ingrediente, calcular el coste de las recetas.
  • ·

4. Elaborar la pirámide de los alimentos.

  • En dos grandes grupos, hacer un mural con la pirámide de los alimentos que incluya los ingredientes utilizados en cada receta.
  • Dibujar o buscar fotografías de estos ingredientes y ubicarlos dentro de la pirámide.

 

5. Toma de decisiones.

  • Elegir la receta más económica de las dos más populares.
  • Hacer la lista de la compra con los ingredientes necesarios para la realización de una receta.
  • Elegir los ingredientes más saludables.
  • Calcular las cantidades correspondientes, de acuerdo al número de alumnos en clase, más profesores que imparten docencia al grupo/clase de 4º de Educación Primaria.
  • Hacer la compra de los ingredientes necesarios.
  • Comparar precios entre establecimientos.
  • Acordar precio de venta del producto.
  • Seleccionar forma de venta del producto.
  • Planificar el diseño y estética del producto para hacerlo más atractivo de cara a su venta.

6. Elaboración y venta del producto.

  • Realizar la receta en casa con ayuda de un familiar.
  • Poner en común las recetas de todo el grupo/clase y con las del resto de compañeros de otros cursos y clases.
  • Invitar a la comunidad educativa a la degustación y compra de productos en el día del centro.
  • Planificar estrategias para hacer atractiva la venta del producto.
  • Vender los productos.
  • Contabilizar las ganancias obtenidas.
  • Decidir destino de los ingresos recaudados a través de la venta de los productos. 
 Escenarios  Clase, centro educativo, casa, supermercado y tiendas.
 Temporalización  3 semanas
Procesos Cognitivos o modelos de pensamiento  Analítico, lógico, analógico, creativo, práctico.
 Metodología  
  • Modelos sociales (Cooperación entre pares, en grupos y en gran grupo. Juegos de roles).
  • Modelo instructivo (Modelo de simulación, entrenamiento directo). 

Tabla 5. Concreción curricular y transposición didáctica

 

[4] De acuerdo con el artículo 18 de la LOMCE, la etapa de Educación Primaria comprende seis cursos y se organiza en áreas, que tendrán un carácter global e integrador. Estas áreas se dividen en: asignaturas troncales (Ciencias de la Naturaleza; Ciencias Sociales; Lengua Castellana y Literatura; Matemáticas y Primera Lengua Extranjera), asignaturas específicas (Educación Física, Religión o Valores Sociales y Cívicos -a elección de los padres, madres o tutores legales-). En función de la regulación y de la programación de la oferta educativa que establezca cada Administración educativa y, en su caso, de la oferta de los centros docentes, los alumnos han de cursar, además, al menos una de las siguientes áreas del bloque de asignaturas específicas, como de libre configuración autonómica: Educación Artística; Segunda Lengua Extranjera; Religión o Valores Sociales y Cívicos, sólo si los padres, madres o tutores legales no la han escogido previamente. Así mismo, los alumnos y alumnas deben cursar el área Lengua Cooficial y Literatura en el bloque de asignaturas de libre configuración autonómica en aquellas Comunidades Autónomas que posean dicha lengua cooficial, si bien podrán estar exentos de cursar o de ser evaluados de dicha área en las condiciones establecidas en la normativa autonómica correspondiente. El área Lengua Cooficial y Literatura recibirá un tratamiento análogo al del área Lengua Castellana y Literatura.