Iniciándonos en las Redes Sociales

Una Red Social es una estructura social en la que unos individuos están conectados con otros. Las Redes Sociales permiten a los usuarios hacer públicas sus propias redes de contactos, ya sean personales o profesionales. Permiten visualizar intereses y contactar con otros usuarios a través de contenidos como textos, fotos, etiquetas de contenido, vídeos. Su facilidad de uso es una de las características que ha determinado su popularidad. Su gran potencial reside en su capacidad para crear grupos de interés, las posibilidades que ofrecen para colaborar, reunirse virtualmente u organizar actividades conjuntas y su alta capacidad de difusión.

Descentralizando la comunicación

Las redes sociales han favorecido el desarrollo de redes distribuidas, en las que los nodos (los usuarios) se conectan entre sí sin que tengan que pasar necesariamente por uno o varios centros, rompiéndose así las estructuras jerárquicas o de centro-periferia. La forma de una red social condiciona la utilidad de la red para los individuos que la forman. Las redes pequeñas, de lazos estrechos, pueden ser menos útiles para sus miembros que redes con muchas conexiones débiles a personas de fuera de la red. Redes más abiertas, con muchos lazos débiles y conexiones sociales son más adecuadas para introducir nuevas ideas y oportunidades a sus miembros que las muy cerradas.

 

¿Una o muchas?

Teóricamente, lo más productivo para el individuo sería tener conexiones a varias redes sociales, más que tener muchas conexiones en una sola red. Esto favorecería lo que se ha denominado "la fuerza de los lazos débiles", que cuando son numerosos generan mayor información y posibilidades de innovación. De igual forma, los individuos pueden influir o actuar como "brokers de conocimiento", gestionando el flujo de información y enlazando redes que no están directamente vinculadas (relleno de huecos estructurales). La tensión existente hoy, pasados unos años desde su aparición, es llegar a un compromiso entre las ventajas que puede tener estar en varias redes y el problema de dispersión y saturación que esto mismo puede provocar.  

Aprendizaje social

Las redes sociales proporcionan acceso a una diversidad de procesos comunicativos y de participación social, y es también a través de ellas que podemos –igualmente en distintos grados y formas– acceder a información y ejercer influencia no sólo entre personas cercanas sino en el conjunto de la Red. El alto grado de interacción entre participantes en redes sociales es una de sus características fundamentales, que permite relacionar su potencial actividad con las teorías sociales de aprendizaje que desde Bandura y J. S. Brown han ido dando forma al aprendizaje social.

Las redes en los entornos educativos se han convertido en una herramienta que permite el aprendizaje colaborativo e involucra espacios de intercambio de información que fomentan la comunicación, el intercambio de ideas y la cooperación, Bien entre los docentes entre sí, bien entre docentes y alumnos o alumnos entre ellos.