Licencias abiertas

La Red se ha convertido en un gran espacio de aprendizaje en parte porque ha facilitado como nunca hasta ahora el almacenaje de ingentes cantidades de información y porque ha facilitado enormemente nuestra capacidad de difusión y de acceso a la información y al conocimiento.

Internet ha sido hasta ahora un espacio de libertad. Y como acabamos de decir ha favorecido la difusión y la comunicación del conocimiento. Pero no todo lo que está en Internet tiene las mismas condiciones de uso. Dicho de otra manera, no podemos hacer lo mismo con todos los contenidos que encontramos en Internet.

El hecho de comunicar, difundir, reutilizar, transformar información depende de las condiciones marcadas por los autores o por las entidades que dispongan de esos derechos.

En esta línea es interesante ver el concepto de licencias libres. Una licencia es el conjunto de condiciones bajo las cuales el autor decide que su obra sea usada. En principio y por defecto nadie puede copiar, distribuir, comunicar públicamente ni transformar una obra sin el permiso del autor. Lo digital ha cuestionado el tradicional sistema de licencias bajo copyright. 

En los últimos años han surgido alternativas y licencias, que dentro del marco de regulado por la ley de propiedad intelectual, permiten que los autores especifiquen qué derechos se reserva el autor y cuáles pone a disposición sin necesidad de ser consultados es decir, sin necesidad de pedirle previamente permiso

Muchas personas se han dado cuenta de que el copyright no les ayuda a conseguir la difusión o la distribución deseado. 

El origen de estas licencias está en el movimiento de software libre de mediados de los años 80. 

Creative Commons

Entre ellas destacan las licencias Creative Commons. Creative Commons es una corporación sin ánimo de lucro basada en la idea de que cualquier persona pueda no querer ejercer todas las restricciones de los derechos de propiedad intelectual (copyright convencional) que le permite la ley.

 

Creative Commons ha creado unos modelos de licencias con varios grados de restricción a las que se puede acceder con mucha facilidad y en pocos minutos sin coste alguno y con toda garantía legal. Se trata de licencias elaboradas a partir de la normativa vigente en cada país y con la intención de respetar escrupulosamente este marco legal vigente. Al tener las licencias CC grados diferentes de restricción, no todas se consideran completamente libres. Por esto no todas las licencia CC pueden considerarse Copyleft .

Dejamos aquí una buena guía explicativa sobre las licencias Creative Commons y una página de la Universidad Carlos III con recursos abiertos que pueden ser de utilidad.

Copyleft

El Copyleft nace en el ámbito de la programación informática como una estrategia legal diseñada por el movimiento del software libre para hacer del código de un programa una herramienta “libre”. “Libre” tiene aquí un significado muy preciso: quiere decir que las licencias Copyleft deben permitir que el programa pueda ser ejecutado por todo aquel que quiera, que pueda ser modificado y mejorado para cualquier propósito, así como que exista la posibilidad de distribuir las versiones originales y las modificadas, ya sea con o sin ánimo de lucro sin necesidad de pedir permiso a nadie. Además, para que un programa sea Copyleft, se debe añadir una cláusula legal que hace que toda copia o versión modificada del programa se gobierne por las mismas condiciones que el original.

 

Imagen: Universidad Nacional de Rosario