Clubes y redes sociales de lectores

El libro no es estático, se lee y se comenta. En tiempos de cambios e interrogantes, se necesita más que nunca, incluso se impone, una realidad que viene practicándose desde tiempos inmemoriales: la lectura compartida. Ofrecer un lugar de encuentro para los grupos de lectores alrededor de la palabra y la imagen es la mejor forma de reforzar su relación con la lectura. Un ejemplo de ello es "Contenedor de Océanos", club de lectores formado íntegramente por adolescentes de entre 14 y 20 años, del que puedes informarte en el siguiente vídeo (3:33 min.):

EntreLecturas. Contenedor de Océanos. Mucho + que un blog
Puedes ampliar la información sobre la experiencia en el artículo "Pasar a la acción. Dos ejemplos de clubes de lectura con niños y jóvenes".