En el cruce de los viejos y los nuevos caminos que invitan a leer

Muchas son las acciones que desde la escuela se pueden emprender para cultivar actitudes positivas hacia el escrito y promover sólidos hábitos de lectura entre el alumnado de los diferentes niveles educativos. Lo importante es que estas acciones comprometan a todas las áreas, tengan continuidad y respondan a un plan establecido, es decir, que constituyan un proceso que:

 Proceso de animación

 

Las propuestas en torno a la lectura, sean de corte más tradicional o tengan más presente el entorno audiovisual y tecnológico, se asientan siempre en estímulos externos (por ejemplo, mostrar, estimular) que buscan la propia respuesta activa del destinatario (por ejemplo, crear, compartir).

De lo colectivo a la individual
Partir de la motivación y la oferta de modelos, desarrollar destrezas y habilidades relacionadas con la lectura y la escritura; reforzar y enriquecer la capacidad de comprensión e interpretación del lector. Es un proceso que se inicia en la lectura compartida, la socialización del texto y que desemboca en el acto individual de la lectura solitaria.