Portafolio civil/empresarial

Si un e-portafolio es un sistema digital que permite documentar eventos o productos relevantes para el autor de manera crítica y reflexiva un e-portafolio civil hace referencia a muestras seleccionadas en un contexto de ciudadanía.

Algunas instituciones públicas impulsan este tipo de e-portafolio con la finalidad de que el ciudadano contenga en un espacio digital los trámites realizados con la administración pública de manera que no tenga su historial disperso sino que pueda contar con una carpeta electrónica de almacenaje y consulta.

Este instrumento no está muy desarrollado todavía y en nuestro contexto más inmediato está impulsado por programas de ciudades digitales. Las ciudades digitales intentan reproducir en la red los servicios que se ofrecen a los ciudadanos de manera que no sólo sirvan de consulta sino de realización del servicio de manera remota (adquirir una partida de nacimiento, renovar algún permiso obligatorio, pagar las tasas municipales, etc.). De esta manera, la existencia de un e-portafolio civil desarrolla un rol de repositorio de los trámites realizados que contiene los documentos importantes para el desarrollo de una ciudadanía responsable.

Los proyectos de ciudades digitales creados recientemente en distintas urbes del mismo estado español, por ejemplo, contienen casos de carpetas y portafolios electrónicos en los que el ciudadano puede acumular trámites administrativos, tareas desarrolladas, pertenencia a comisiones o asociaciones cívicas, incluso puede contener perfiles de interés registrados en función de lo que ha ido consultando por Internet.

Incluimos aquí este tipo de e-portafolio porque ilustra perfectamente un uso reducido pero cotidiano de este término que se centra en el almacenaje de documentos relevantes para una persona, en este caso. En este tipo de e-portafolio las vertientes crítica y reflexiva ocupan un segundo plano, si es que se contempla. En este sentido esta tipología ilustra algunas otras que, bajo el paraguas de e-portafolio, aglutinan un conjunto de acciones necesarias o productos distinguidos que sobresalen por algún motivo. Un ejemplo puede ser también el caso de un e-portafolio de los productos finales que ofrece una empresa. En este último caso se puede tratar de la totalidad del catálogo de sus servicios o de una selección, por ejemplo, que normalmente va acompañada de una presentación de las prestaciones y ventajas de uso. Se correspondería a lo (mejor) que la entidad tiene en cartera y puede ofrecer a sus clientes.

Para consultar ejemplos de e-portafolios civiles/empresariales (ejemplos en inglés):