Para pensar

Antes de empezar este módulo es esencial «aprovecharnos» de tu experiencia.  Si te paras a pensar en tu propia trayectoria escolar y personal, podrás percibir que como «aprendiz» tienes ya una larga experiencia, tanto en el ámbito escolar como fuera de él. Y a estas alturas no tenemos dudas de que tienes un criterio elaborado (aunque puede que no lo hayas explicitado formalmente), sobre formas de aprender (que estarán vinculadas en mayor o menor grado a formas de enseñar), que te resultan especialmente útiles y significativas, así como sobre algunas condiciones o principios que facilitan el proceso y hacen que lo aprendido no se desvanezca ni se olvide al poco tiempo.

Por ejemplo, habrás aprendido a conducir un auto (seguramente), a manejar aparatos sofisticados (¡empezando por los que te permiten acceder a este curso!) o posees destrezas específicas (puede que sepas tocar un instrumento musical o ser muy hábil para ciertas tareas). Te pedimos que recapacites sobre ello, que hagas un listado de ideas y condiciones que te han resultado útiles y necesarias para aprender. Nuestra creencia es que esos mismos principios y formas de aprender también les serán de utilidad a la inmensa mayoría de tus alumnos y que, de poder seguirlos con ellos, estarías mejorando significativamente sus oportunidades de aprender.

Si te resultan útiles, trata de responder a las siguientes preguntas abiertas que te proponemos a continuación para iniciar tu reflexión; cada una de ellas puede tener varias respuestas. Anota lo esencial de tu análisis y si es posible realizar alguna ordenación u organización, hazlo. Te ayudará a lo largo del desarrollo de este módulo.

  • Aprendo fácilmente cuando…
  • Aprendo rápido si….
  • Si me ayudan a relacionar lo que sé con lo nuevo entonces….
  • Me cuesta aprender cuando….
  • Los libros me han ayudado a aprender si….
  • Aprendo bien en grupo si….
  • Los errores o fracasos me ayudan a aprender siempre que….