Competencias para el siglo XXI

"La participación en redes y en medios sociales se revela imprescindible para el aprendizaje de los jóvenes y las políticas de bloqueo del acceso a estos medios sociales en escuelas y bibliotecas públicas sólo provocará que la brecha digital se amplíe" 

Henry Jenkins

 De los contenidos a las competencias

La educación del siglo XXI no puede centrarse solo en la adquisición por parte de los alumnos de conocimiento e información (contenidos), sino que debe desarrollar las capacidades (competencias) para saber conectar y usar de manera efectiva ese conocimiento. Tan importante como el aprendizaje de contenidos es por tanto el aprender a aprender y el aprender a hacer un uso efectivo e innovador de lo aprendido a lo largo de su vida (Partnership for 21st Century Learning). Una competencia sería, como define la OCDE, "la capacidad de responder a demandas complejas y llevar a cabo tareas diversas de forma adecuada”. Por lo que una competencia sería una mezcla de: “habilidades prácticas, conocimientos, motivación, valores éticos, actitudes, emociones y otros componentes sociales y de comportamiento”.

Marco para un aprendizaje el siglo XXI

Fuente Imagen: Framework for 21st Century Learning. Wikimedia Commons

Nadie pone en duda que los alumnos necesitan adquirir conocimientos y que competencias como el aprender a leer y a escribir, son básicas para su desarrollo, pero en un mundo como el actual en el que se puede buscar en Internet casi cualquier cosa y acceder a conocimiento de forma infinita, ubicua y continúa poseer ese conocimiento ya no es suficiente. La responsabilidad de la Escuela y de los educadores pasa entonces por ayudar a nuestros alumnos a saber acceder a ese conocimiento, buscarlo, flltrarlo, seleccionarlo, guardarlo y jerarquizarlo y pasa por adquirir también las competencias que les permitan usarlo  aplicarlo posteriormente de manera relevante y creativa.

La educación del siglo XXI significa por ayudar a nuestros alumnos a desarrollar las competencias de:

  • Colaboración
  • Comunicación
  • Creatividad
  • Pensamiento crítico

Pasa además por formar ciudadanos digitalmente componentes que sepan hacer un uso responsable y provechoso de la tecnología, de la Red y de las redes. Este último aspecto podríamos denominarlo formar en cultura digital o formar en ciudadanía digital y tiene que ver, como veremos en el Bloque Vivir en la Red, con entender qué es la identidad digital, ser conscientes de la importancia de gestionar nuestra privacidad y nuestros datos y de ser respetuoso con los otros en los entornos digitales. Que tiene que ver con dotarles también de las capacidades de comunicación y trabajo en la Red y en las redes.

La educación del siglo XXI es ser capaces de dar respuesta positiva a la pregunta de Henry Jenkins: ¿Cómo podemos asegurar que cada niño tiene acceso a las competencias y a las experiencias necesarias para convertirse en un ciudadano participativo en el futuro político, cultural, económico y social de nuestra sociedad?