Aprendizaje en redes sociales

El e-Learning no es una realidad estática como estamos viendo. Cada poco tiempo asistimos a la aparición de nuevas ideas de aprendizaje promovidas por los desarrollos tecnológicos. Resulta curioso destacar que las novedades en e-learning vienen de al mano de tecnologías cuyo surgimiento y espacio de negocio no es el aprendizaje.

Junto con la aparición del término PLE (Personal Learning Environment) hemos asistido al del término PLN (Personal Learning Network). Las redes han ido tomando forma en el discurso educativo y formativo. Sin embargo, la idea de red como objeto de estudio sin ser nueva, ha captado el interés de especialistas de múltiples disciplinas (sociología, economía, política, organización).

El aprendizaje social, debido al enorme auge de los recursos tecnológicos disponibles, se ha convertido en la forma de aprendizaje preferida por una creciente número de personas. Como hemos visto en este módulo, el aprendizaje puede ocurrir en cualquier momento, lugar y compañía. Se produce en contexto formales, pero cada vez más se desarrolla en situaciones informales.

Vídeo (YouTube) – 120segundos: Uso de redes sociales en el aprendizaje – (01:59)

El aprendizaje a través de redes sociales, sean éstas de ocio como Facebook o profesionales como LinkedIn se produce porque nos conectamos y participamos en "comunidades de práctica". De acuerdo con Wenger, una comunidad de práctica consiste en un grupo de personas que comparten intereses comunes o buscan resolver un problema a través de la interacción de sus miembros. Una comunidad de práctica puede ser un grupo de Facebook. Estas comunidades tienen al menos tres elementos:

  • El tema, problema o área de interés
  • La comunidad, es decir las personas que comparten el interés por ese tema
  • La práctica, las acciones que los miembros llevan a cabo para aprender, resolver problemas o mejorar su conocimiento.

Gunawardena definió el aprendizaje a través de redes como "la práctica de desarrollar el conocimiento creando conexiones con individuos de intereses similares". Así, la utilización de las herramientas 2.0, de lo que se ha denomina Social Media. Estos medios van a permitir el aprendizaje colaborativo gracias a que ponen a disposición de los usuarios o participantes una enorme cantidad de conocimiento que en este momento no está localizado en bibliotecas, sino en la mente y recursos de las personas activas en las redes sociales.