Seguir el foro

Cuando accedemos al foro, justo debajo de la información que, al configurarlo, hemos aportado sobre la funcionalidad que va a dársele, visualizamos los debates o hilos de discusión que se encuentran abiertos. Junto a la denominación de cada uno de ellos, constan: quién lo ha comenzado, cuántas réplicas ha recibido y cuándo fue publicada la última respuesta. Si al configurar el foro activamos el rastreo de los mensajes no leídos, además, aparecerá información de cuántos mensajes de ese debate tenemos sin leer. Estos datos nos facilitarán el seguimiento de la participación en el foro, en general, y en cada discusión, en particular.

Debates

Con sólo pulsar sobre el nombre del debate, accedemos a él. Entonces en la parte superior de la pantalla, antes de mostrarse el conjunto de publicaciones, disponemos de los desplegables:

Mostrar respuestas anidadas y Mover este debate a...

El primero nos permite mostrar las intervenciones en ese foro de cuatro modos diferentes:

  • Mostrar respuestas anidadas. Todos los mensajes aparecen en pantalla solo que cada intervención aparece debajo de aquél al cual responde.
  • Ordenar desde el más antinuo y Ordenar desde el más reciente. Todas las intervenciones aparecen en pantalla ordenadas por fecha de publicación: del más antiguo al más reciente, o viceversa.
  • Mostrar respuestas por rama. En pantalla aparece el mensaje que da inicio a la discusión y después puede consultarse cada una de las réplicas si se desea. De éstas sólo conocemos inicialmente quién es el emisor y cuándo la ha publicado.

El segundo nos deja mover el debate al completo a otro de los foros disponibles en el curso. Esto es de mucha utilidad para mantener los foros ordenados. Pensemos que algún alumno inicia una discusión que no tiene que ver con lo que proponemos sea abordado en el foro inicialmente, por ejemplo, que en el foro temático del tema uno algún alumno inicie un hilo de discusión para presentarse al resto de compañeros. Esto es una cuestión que correspondería más que se tratara en el foro Principal, o incluso Cafetería. Si el estudiante no tuvo el cuidado de publicarlo en él, podemos reubicarlo allí donde corresponde. No obstante, no debemos pasarnos el curso cambiando los debates de foro en foro. Es muy recomendable que al inicio del curso, estas cuestiones referidas a cómo debe intervenirse en el foro se den a conocer al alumnado y si es necesario, en un momento puntual, podemos solicitar que las tengan presentes.   

Los profesores tenemos, además, la posibilidad de borrar aquellos mensajes que veamos son improcedentes. Debemos de hacer uso de este privilegio sólo si el mensaje tiene un contenido agresivo o racista y previo aviso al emisor de manera privada, por ejemplo, por correo interno. También podríamos eliminar algún que otro mensaje si el propio alumno nos lo ha solicitado, aún cuando no debemos acostumbrar a los estudiantes a esto.