Posibilidades y límites

Una tecnología concreta nos permite hacer cosas nuevas pero también nos limita. Qué nos permite y cómo nos limita depende tanto de su arquitectura básica (cómo está diseñada y cómo está desplegada) como del entorno legal y el esquema económico en el que se desenvuelve. Dependiendo de todo ello, su impacto social y personal puede ser muy diferente. Como personas, y como sociedad, conviene estar atentos a estos aspectos. En muchos casos pueden ser más importantes que la funcionalidad de un nuevo servicio o una nueva aplicación, porque modelan lo que podemos y no podemos hacer.

Sin embargo, este tipo de reflexiones no están habitualmente en la agenda social. Muy raramente se debate socialmente sobre estos temas ni se tienen en cuenta a la hora de decidir entre opciones tecnológicas. En muchos casos, simplemente se considera que la tecnología nos llega "como es", sin ningún planteamiento crítico que plantee "¿por qué es es así?", y "¿de qué otras formas podría ser?". Sin embargo, como producto humano que es, la tecnología puede construirse y desplegarse de muchas formas, dando lugar a impactos y efectos muy diferentes.

Posibilidades educativas

Aprovechando las tecnologías en el aula, podemos diseñar experiencias educativas de acuerdo a modelos o marcos que ofrecen categorías para la implementación de las mismas en tus clases.